SIS on line - Servicio de Información de SeguridadGrupo Estudios Técnicos OnLine

ii iii iiii iiiii

Portada

Contacto Búsqueda Productos Empresas Anúnciese Libros Formación

MAR 17 OCT 2017

Bienvenido a SISONLINE.COM, el portal de los Profesionales, Empresas, productos y servicios de seguridad

Directorio
Empresas
Productos
Servicios


Búsqueda
avanzada

Seguridad en:

Hoteles
Hospitales
Industrias
Banca
C.Comerciales
Org.Oficiales
Museos
Cen.de Datos
Portal
Convocatorias
Novedades
Noticias
Formación
Libros
Asociaciones
Concursos
Legislación
Latinoamérica
Empleo
Enlaces

Boletín
gratuito, todas las novedades de la web
Infoseguridad


¿No encuentra
su empresa en
el directorio?
PINCHE AQUI

Encabezado de servicios

BANNER PRINCIPAL

Actualidad - Temas

Buscar:

Página nueva 1

SISONLINE.COM News Web Server: Más sobre Seguridad Bancaria

Más en España

22 de Junio de 2007

Los billetes de 500 euros... quién te ha visto y quién te ve
Sánchez Gómez-Merelo, Manuel

Datos recientes nos dicen que los billetes de 500 euros inundan el mercado, pero realmente son pocas personas las que los han visto. De hecho ya es popular llamarles los “bin laden”, denominados así porque todo el mundo habla de ellos, aunque casi nadie los ha visto.
Lo cierto es que si en el año 2005, la Sección de Blanqueo de Capitales de la Policía Judicial consideraba «escandalosa» la cifra de billetes de 500 euros que circulaban en España y que alcanzó los 78,4 millones de unidades, por un valor de 39.208 millones de euros, hoy, poco tiempo después, el número de billetes de 500 euros puestos en circulación por el Banco de España se sitúa en más de 110 millones, lo que representa más del 62 por 100 del valor total del efectivo en manos de los españoles.
Por tanto, si las cuentas no fallan, de media, cada español toca a más de dos billetes de 500 euros. Sin embargo, la mayoría de los ciudadanos nunca ha llegado a ver o tocar uno.
Así que ya tenemos el “quién te ha visto”: casi nadie. Veamos el “quién te ve”.
Lo ven y lo usan, en primer lugar, traficantes y grandes bandas organizadas. El dinero que ocultan los traficantes en sus escondites caseros se cuenta en billetes de 500 euros. Incluso, los cárteles colombianos tienen células en España que se dedican exclusivamente a recaudar el dinero de la droga que otros de la misma organización han exportado desde Colombia, y que luego envían a EE.UU. o Latinoamérica oculto en contenedores o en aviones de líneas regulares. Este dinero se empaqueta en fardos de billetes de 500 euros. La demanda de estos billetes ha convertido al proveedor en un elemento imprescindible dentro de las mafias internacionales del narcotráfico y del blanqueo de dinero, dando lugar a una nueva profesión que obtiene rentables comisiones. Por el billete grande se está pagando entre 10 y 50 euros de comisión, según el tipo de favorecedor o demanda.
También existe una modalidad de lavado de dinero basada en el cambio de billetes, que en España se ha convertido, según Hacienda, en una verdadera plaga en los últimos dos años, hasta tal punto de que hay organizaciones de otros países que vienen a España a hacer este tipo de operaciones.
Las cuentas están echadas: 1.000 billetes de 500 euros pesan poco más de un kilo. Por tanto, una de las ventajas de este particular billete de color morado, cuyo diseño versa sobre la arquitectura moderna del siglo XX, que se fabrica exclusivamente en Alemania y dispone de algunas medidas de seguridad secretas, es evidente: reúne mucho valor en muy poco espacio.
Solamente el valor del patrimonio decomisado en las operaciones policiales contra el blanqueo de capitales realizadas en los últimos 12 meses supera los 4.000 millones de euros, una cifra que es 100 veces superior a la registrada en el año 2000. La suma de estos factores de riesgo ha convertido a España en un país muy tentador para la inversión de “capitales sucios”, sobre todo por lo que afecta a un sector inmobiliario en alza, que admite dinero negro y ofrece plusvalías en breve plazo.
También funcionarios de policía de la Europol señalan que, con respecto al movimiento de capitales, hay una predisposición de las organizaciones criminales de varios países a enviar su dinero a España determinando una “ruta española”.
Entonces, cabe preguntarse que si el billete de 500 euros no circula, ¿por qué se está emitiendo en cantidades masivas y por qué no se está llevando un control de quién pide y quién recibe esos billetes en ciertas cantidades?
Lo cierto es que es fácil de contestarse porque también es un elemento perfecto para defraudadores. Su expansión es un síntoma de la buena salud de la economía sumergida y el blanqueo de capitales. «En España –dice José María Peláez, presidente de APIFE, la Asociación de Inspectores de Hacienda– se perdió la gran oportunidad de combatir el dinero negro cuando se obligó a transformar pesetas en euros, pero lo dejamos pasar: se dio una moratoria demasiado larga».
Por otra parte, la Asociación de Técnicos Financieros del Ministerio de Economía y Hacienda (GESTHA) calificó recientemente de “alarmante” el incremento del 18 por 100 experimentado por la cifra de billetes de 500 euros puestos en circulación en España en 2006, ya que llegaron a 112 millones de unidades. Los técnicos de Hacienda consideran que los billetes de 500 euros se han convertido en el «instrumento perfecto» de los defraudadores para saldar negocios al margen del Fisco, y un preocupante indicio de que la Agencia Tributaria está perdiendo la batalla en la prevención del fraude fiscal.
Así que, por estos y otros motivos, la Hacienda española decidió llamar a declarar a los autores de operaciones sospechosas con billetes de 500 euros y por este camino continuará.
La Agencia Tributaria presentó recientemente los resultados obtenidos del Plan de Prevención del Fraude y ha investigado el porqué de que uno de cada cuatro billetes de 500 euros que circulan en toda Europa estén por España, que se asocia con frecuencia a la salida o movimiento del “dinero negro”.
Por otro lado, se está citando a declarar a los autores de 2.100 operaciones en las que han intervenido más de 1.000 billetes de 500 euros. La mayoría de esos movimientos, detectados a finales del año pasado, están relacionados con el sector inmobiliario, que, como es público y notorio, es uno de los principales refugios del dinero negro en España.
Lo cierto es que, la identificación de los acaparadores de billetes de 500 ha sido laboriosa. Entidades financieras, así como empresas de seguridad han entregado prácticamente toda la información requerida por la Agencia Tributaria. No obstante, parece ser que algunas entidades “se han resistido”, según fuentes cercanas a la investigación, alegando razones diversas, nunca el rechazo a proporcionar los datos solicitados, hasta el punto de que empleados de bancos que tienen acceso a estos billetes con mayor facilidad han sido investigados, y se detuvieron en Madrid a varios directores de sucursales bancarias que daban cobertura al dinero negro de traficantes de drogas.
Las primeras en facilitar información –«la más fiable», en palabras de un funcionario– fueron las empresas de seguridad puesto que, como es sabido y obligatorio, cualquier movimiento de grandes cantidades de billetes pasa por las manos de estas compañías para evitar posibles robos. También aquí se produjeron algunas reticencias a cooperar, aunque finalmente se superaron, según los funcionarios.
Con todo ello, la Hacienda Pública española intenta desenmascarar a los grandes usuarios de billetes de 500 euros con indicios de delito y se basan en la gran cantidad de billetes empleados en cada operación: más de 1.000 billetes de 500 euros.
Lo cierto es que los sabuesos de la Agencia Tributaria van a seguir olfateando billetes de 500 allí donde se supone que más se gastan o invierten. Se investiga especialmente en el sector inmobiliario y en las Comunidades con mayor crecimiento económico o donde se concentran las mayores demandas de estos billetes, como en las regiones del arco mediterráneo, según el Banco de España.
Pero, también cabría resaltar la incapacidad de la Hacienda española para combatir adecuadamente el blanqueo de dinero, según ha sido denunciada por sus propios funcionarios. «Aquí pasa algo que en el resto de países no sucede», ha declarado en ocasiones José María Peláez. «Se elaboran muchos planes de control, se establecen muchas líneas prioritarias, que luego no se pueden cumplir porque no ha cambiado nuestra forma de trabajo. Son medidas cosméticas, como afirmar que se sacarán los inspectores a la calle, que no han servido de nada». «Tenemos la Administración más avanzada del mundo para vigilar al pequeño contribuyente», ha dicho Peláez. «Sin embargo, en control del fraude estamos en la Edad Media», añadió.
También la Policía considera que este esfuerzo de Hacienda es insuficiente y reclama más competencias para Interior: tener acceso directo a las bases de datos de la Agencia Tributaria. Así que la disputa por la hegemonía en la Policía Fiscal sigue su curso pero, lo cierto, es que los “bin laden morado” hoy son armas en manos de defraudadores y delincuentes.

Fuente: CUADERNOS DE SEGURIDAD

Más información:

SISONLINE.COM le ofrece un servicio gratuito de contacto para ampliar la información a través de Internet sobre sus PRODUCTOS, TECNOLOGIAS y SERVICIOS.

Solicitud:

Indique sus datos de contacto:

Nombre y Apellidos *
Empresa *
Actividad de la empresa *
Cargo *
Provincia *
País *
Teléfono *
Correo Electrónico *
Si no tiene, indique un número de móvil y/o un fax

He leído y estoy de acuerdo con la política sobre Protección de Datos Personales de este servicio web.

-En cumplimiento de lo establecido en la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de Diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, le informamos que los Datos que nos facilite mediante la cumplimentación del presente formulario pasarán a formar parte de un fichero propiedad de GE GRUPO ESTUDIOS TECNICOS SL con el fin de ofrecerle información sobre el sector y mercado de la Seguridad. No existe venta, comunicación ni cesión de sus datos a ninguna entidad u organización. Asimismo, le informamos que puede ejercer los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en la dirección get@getseguridad.com..

Borde inferior compartido