SIS on line - Servicio de Información de SeguridadGrupo Estudios Técnicos OnLine

ii iii iiii iiiii

Portada

Contacto Búsqueda Productos Empresas Anúnciese Libros Formación

JUE 29 JUN 2017

Bienvenido a SISONLINE.COM, el portal de los Profesionales, Empresas, productos y servicios de seguridad

Directorio
Empresas
Productos
Servicios


Búsqueda
avanzada

Seguridad en:

Hoteles
Hospitales
Industrias
Banca
C.Comerciales
Org.Oficiales
Museos
Cen.de Datos
Portal
Convocatorias
Novedades
Noticias
Formación
Libros
Asociaciones
Concursos
Legislación
Latinoamérica
Empleo
Enlaces

Boletín
gratuito, todas las novedades de la web
Infoseguridad


¿No encuentra
su empresa en
el directorio?
PINCHE AQUI

Encabezado de servicios

BANNER PRINCIPAL

MANUAL PARA EL DIRECTOR DE SEGURIDAD

Actualidad - Temas

Buscar:

Página nueva 1

SISONLINE.COM News Web Server: Más sobre Seguridad en Organismos y Centros Oficiales

Más en España

22 de Mayo de 2007

Seguridad y libertad en el Campus, un derecho
Sánchez Gómez-Merelo, Manuel

La situación actual de la seguridad, de sus grandes y diferentes usuarios, y con sus grandes y diferentes retos y demandas, se encuentra en un momento especialmente negativo por la universalización o globalización de la inseguridad, que viene tomando fuerza y posición en toda actividad social importante, como es el caso de los centros universitarios.

En portada Una situación que exige de una nueva estrategia y replanteamiento basado en un análisis y evaluación rigurosos de las verdaderas necesidades y demandas de cada tipo de centro educativo o universitario, y la determinación de estrategias diferenciadas para cada sistema o servicio de aplicación para cada entorno docente o académico.
Para ello, debemos estructurar y mantener un foro de debate abierto y configurado por una especial selección de profesionales de la Seguridad Pública y la Seguridad Privada.

Seguridad versus libertad en la universidad
Como es sabido, la autonomía universitaria es el producto de una lucha de varios siglos. En este sentido, no cabe duda de que las universidades deben contar con un importante grado de independencia, libertad y soberanía, especialmente en lo que se refiere a la libre discusión de las ideas y al flujo de información y conocimiento. Pero no debemos perder el referente, muchos de estos centros educativos, en general, y los universitarios, en particular, están siendo utilizados para la ejecución de numerosos delitos contra la propiedad y las personas. Hechos que, por regla general, quedan impunes. Las policías se abstienen de entrar en los campus para no suscitar problemas en el ámbito académico o político.
Por otro lado, la universalización del delito nos lleva a meditar sobre la vigencia del concepto de independencia, libertad y soberanía, que ha sido uno de los principios fundamentales de las relaciones entre estados y países. Ahora, en muchos países, se habla de «soberanías limitadas» o «libertad vigilada».
También es necesario meditar hasta qué punto, en muchos casos, la autonomía universitaria actual no se ha convertido en un factor que atenta contra la seguridad de la propia comunidad educativa. La autonomía, tal y como la vemos hoy en día, es el producto de importantes luchas que se desarrollaron tanto en el plano académico como en el político. Ciertamente, resulta difícil concebir a la vida universitaria sin la total libertad, al menos, en cuanto al intercambio y confrontación de las ideas y el conocimiento. De lo contrario, la universidad está condenada al estancamiento. Esto ha sido percibido, incluso, por los regímenes dictatoriales, tan cuidadosos en cuanto a la represión de cualquier disidencia o apertura no controlada se refiere.
Pero, obviamente, la autonomía y las libertades no sólo son aprovechadas por docentes y alumnos, también es utilizada por delincuentes de todo tipo, quienes cada día perciben con mayor claridad los beneficios que depara contar con una suerte de «ámbito especial» al que las Fuerzas de Seguridad no pueden entrar, so pena de incurrir en la terrible violación a un territorio cuya autodeterminación está consagrada, incluso, en la Constitución, en muchos países.

Riesgos y vulnerabilidades manifiestas

Partiendo de una clara identificación de los riesgos y vulnerabilidades, e incluso de amenazas, en menor medida, en este tipo de actividad el debate se debe dirigir al análisis de las verdaderas necesidades y demandas de la actividad, de cara a obtener unas concretas conclusiones para el ámbito de las actividades académicas educacionales o universitarias.
Lo primero, en todo caso, es reconocer que existe un amplio catálogo de riesgos, un problema complejo, dentro del territorio universitario, puesto que las soluciones aplicadas hasta el momento no han sido, en muchos casos, las más adecuadas, en buena medida por factores ideológicos y políticos. En cualquier caso, hay que hacer planteamientos rigurosos puesto que, si en algún momento hubo que luchar para lograr la autonomía universitaria, en la actualidad es necesario reformularla para ganar de nuevo los espacios para el estudio en sana paz y armonía.
Un amplio catálogo que se configura con los: riesgos sociales y laborales (accidentes, caídas, enfermedades víricas, roturas, etc.); riesgos derivados de actividades antisociales (hurto, robo, agresión, terrorismo, amenaza de bomba, tráfico de drogas, armas, vandalismo, terrorismo, etc.); riesgos patrimoniales (averías, incendio o explosión fortuita, etc.); riesgos del Medio Ambiente (derrames, contaminación, etcétera).
En este sentido, antes y durante la actividad académica, la Administración deberá solicitar la realización de un exhaustivo diagnóstico sobre la situación de las seguridades y vulnerabilidades en el centro educativo, con relación a su entorno y composición personalizada. Un estudio en el que, también, se tengan en cuenta las características y condiciones de los estudiantes, profesores y administrativos, y analizar las diferentes dependencias y facultades y su entorno económico y social.
En segundo lugar, debemos trabajar en la definición de una política integral e integradora de convivencia y seguridad, que comprenda a todos los estamentos de la universidad y a las autoridades locales y nacionales constituidas y sus competencias sobre la actividad.
Todo ello, sin olvidar que permanentemente hay puertas que se abren y que se cierran, sobre todo en el entorno de universidades con investigación que, en la actualidad, están sometidas a fuerzas ortogonales. La preocupación por los controles sobre la propiedad, la exportación y el riesgo terrorista está consiguiendo que, en muchos casos, se cierren puertas que amenazan con aislarnos.
Pero, al mismo tiempo, la globalización y las tecnologías de la comunicación como Internet, nos abren las puertas hacia el exterior, hacia una interacción más instantánea y amplia con el mundo.
El balance de la respuesta a estas fuerzas enfrentadas es complicado y de gran importancia, tal vez incluso de importancia histórica porque el mundo se hace cada vez más pequeño, el espacio más grande y el tiempo más corto.
Hace apenas tres décadas, en muchos países, el campus universitario era usado por guerrilleros de izquierda como un refugio, donde a menudo escondían también las armas con las que luego realizaban sus operaciones de hostigamiento a las autoridades. Pero la ciudadanía en cierta forma entendía que este era parte del precio que había que pagar para contar con ambientes universitarios totalmente libres.
Una vez superado el fenómeno guerrillero, las universidades se han transformado en el escenario de importantes delitos y terribles crímenes, e incluso, base de células dormidas terroristas. Constantemente son reportados delitos contra la propiedad y las personas en el interior de los campus. Las víctimas por regla general son los propios integrantes de la comunidad docente, administrativa o estudiantil.
De esta manera, vamos camino de que las universidades se puedan transformar en una especie de tierra sin ley. Las universidades están siendo azotadas por ladrones de vehículos, vendedores de drogas e, incluso, secuestradores y terroristas. En muchos entornos, la Policía no pueden entrar allí, pues se consideran que incurrirían en una violación de la autonomía académica.
Pero, ya hay múltiples ejemplos de medidas particularizadas para universidades que sufrían incrementos repentinos de asaltos, amenazas o vandalismos, donde se ha establecido clases de prevención de la violencia en el trabajo para tratar este tipo de situación. Clases para capacitar al personal a identificar señales de violencia que ayudan a reducir las situaciones de tensión y presenta técnicas prácticas de protección personal. En muchos países, el resultado de ésta y otras medidas relacionadas ha sido la firme disminución del número de incidentes desde que se empezaron a aplicar dichos programas.
Otros centros universitarios han implementado o reemplazado procedimientos para controlar las emergencias mediante registros de ingreso y salida, por un sistema electrónico de control de acceso que permite pasar lista y controlar la presencia.
No obstante, cada país, cada ciudad y su entorno precisa la realización de un estudio personalizado para sus centros educativos o universitarios.

Sistemas, organización y servicios especializados
Lo cierto es que hay que empezar generando una estructura operativa y de gestión de la seguridad en la cual, desde el Consejo Superior Universitario, el rector, y los componentes de todas las áreas, participen en la toma de decisiones o de ejecución de acciones, y tengan funciones claras en los temas de convivencia y seguridad.
En la mayoría de los casos, las necesidades y demandas de sistemas y servicios para la seguridad pasan por el establecimiento de: control de accesos (personas, vehículos y objetos); especialización del personal, formación y adecuación; protección de activos patrimoniales; protección de la información; protección ante la intrusión para comisión de delitos o actos antisociales, vigilancia de obras, etcétera.
Igualmente, hay que disponer de: manuales y protocolos de actuación ante incidentes o situaciones de emergencia; proyectos de integración de los sistemas de seguridad (prevención + protección); adecuación de los medios de responsabilidad civil; selección y formación del personal de seguridad, vigilancia y control; organización de la gestión de la seguridad; y estructuración de la información, difusión y concienciación de la cultura de seguridad en los centros educativos y universitarios.
En definitiva, la implementación de medios y medidas de seguridad es un tema delicado y complejo pero, sin embargo, no se puede negar a los alumnos el derecho básico de la seguridad.
Por todo ello, hay que establecer recomendaciones y normas generales de seguridad, encaminadas a la creación y fomento de una cultura de seguridad preventiva orientados a la protección del recurso humano, la información, los bienes muebles, inmuebles e intangibles de los centros educativos y universidades.
A los efectos de establecer una inicial o básica norma, se han de asumir las siguientes definiciones: Cultura de seguridad: son los conocimientos adquiridos por la persona, personas y organismos en general, tendentes a prevenir la materialización de los riesgos y potenciales amenazas en menoscabo de las integridad física de las personas y bienes.
Seguridad preventiva: es la protección de la integridad física, bienes y patrimonio, a través de la identificación y análisis de los riesgos y vulnerabilidades, acciones y medidas preventivas pertinentes, que tienen como finalidad la reducción de las contingencias o eventualidades en el mayor grado posible.
En este sentido, cabe resaltar algunos aspectos aplicables a la seguridad preventiva.
Sugerencias de seguridad a nivel documental: evitar tener a la vista documentos de valor; tener la documentación importante resguardada bajo llave en un lugar que no sea de fácil acceso a las personas no autorizadas.
Sugerencias de seguridad para el traslado de valores o mercancías de especial sensibilidad: trabajar con la mayor confidencialidad posible.
Sugerencias de seguridad para el control de medicamentos o materiales de laboratorio: tener un estricto control sobre las llaves de acceso al lugar en que se encuentren los medicamentos; guardar un control de ingreso y retirada de los productos peligrosos.
Sugerencias para el personal de seguridad: tener conocimiento claro de sus alcances y limitaciones en las actividades relacionadas con la seguridad; tener diferentes conocimientos de procedimientos en el área de Seguridad y Vigilancia; tener experiencia mínima en el ramo de un año o formación específica.
Sugerencias de seguridad en el perímetro de las instalaciones: custodiar los accesos a las instalaciones especiales; contar en cada acceso con Circuito Cerrado de Televisión y/o personal de seguridad; instalar cámaras de vídeo o espejos cóncavos, en puntos estratégicos del recinto con el fin de obtener mayor área de visibilidad; mantener iluminada la totalidad del perímetro de las instalaciones; contar con elementos humanos de seguridad en el exterior, cuando se considere necesario; tener especial cuidado con los accesos vulnerables; dedicar especial cuidado a vehículos considerados sospechosos que se encuentren dentro de las instalaciones académicas y su control por abandono.
Sugerencias de seguridad para control de accesos: evitar el establecimiento de comercios ambulantes en las cercanías inmediatas a la institución educativa, ni su ingreso a ésta de ventas prohibidas; permitir sólo el acceso de vehículos autorizados al estacionamiento de la institución educativa; tener los menos accesos posibles para optimizar los controles.
Sugerencias de seguridad de ingreso y salida peatonal de personas: si existe arco detector de metales, procurar que la gente a ingresar atraviese por él con el objeto de detectar armas de fuego o armas blancas; revisar los paquetes y bolsos de personas que accedan a áreas sensibles de la institución, identificando cualquier aparato eléctrico o electrónico, y en su caso dejarlos en consigna; proporcionar elemento de identificación al personal ajeno al organismo, caracterizado por colores diferentes de acuerdo al lugar de destino o trabajo.
Sugerencias de seguridad para estacionamientos: contar con iluminación suficiente en la totalidad de la superficie; implementar un control en los estacionamientos con casetas de vigilancia o sistemas de control automático; se contará con personal de seguridad que realicen rutas o servicios a pie o en vehículo.
Sugerencias de seguridad para áreas de atención al público: contar con Circuito Cerrado de Televisión que se instalará de manera estratégica, de acuerdo a las necesidades del centro y sus propias características.
Sugerencias de seguridad para áreas administrativas: contar con un inventario actualizado de todos los bienes a cargo de las oficinas y el centro; llevar un estricto control sobre todo tipo de llaves, incluyendo las de los vehículos de propiedad particular u oficial custodiados.
Sugerencias de seguridad para áreas restringidas: instalar dispositivos de vigilancia y control de seguridad para el monitoreo de dichas zonas.
Sugerencias de seguridad para zonas vulnerables: contar con Circuito Cerrado de Televisión y/o personal de seguridad; mantener el monitoreo o videograbación permanente sobre las áreas vulnerables y su adecuada protección.
Sugerencias de seguridad informática: controlar el acceso a usuarios a través de claves encriptadas, que no sean triviales o relacionadas con datos personales o fáciles de descifrar; determinar áreas restrictivas y de trabajo para los usuarios del sistema de información; crear métodos o técnicas para el respaldo de información (software y hardware); realizar acciones para prevenir fallos en los recursos técnicos de protección; proteger la información de posibles ataques de virus lógicos, controlando los archivos externos antes de ser ingresados al sistema de información; crear políticas de seguridad lógica para evitar fuga de información, generar información en clave y accesos a sistema externos no autorizados que proporcionen un nivel de seguridad de acuerdo a las necesidades propias.

A modo de conclusiones
La disminución de la inseguridad percibida en los recintos universitarios pasa por la elaboración y aplicación de una política integral de convivencia y prevención encaminadas a lograr una adecuada seguridad objetiva.
En un reciente foro de debate, organizado por Grupo Estudios Técnicos (GET) y publicado en la revista Cuadernos de Seguridad se configuró un decálogo con las siguientes conclusiones:
1. Todos y cada uno de los centros universitarios presentan grandes diferencias desde el punto vista de su dimensión, tipo de arquitectura y su antigüedad, superficie construida, diversidad y dispersión de edificios, número y tipo de alumnos, entorno económico-social, etcétera. Por el contrario, prácticamente todos los centros universitarios tienen un similar y amplísimo catálogo de riesgos, amenazas y vulnerabilidades a tener en cuenta.
2. Se ratifica la importancia que, en materia de seguridad (prevención + protección), tiene la concienciación y la incidencia de los planteamientos políticos de los rectorados y autoridades académicas y políticas.
3. Se concluye que, en materia de legislación y normativa de seguridad, sería conveniente el establecimiento de una más adecuada y específica reglamentación para esta actividad.
4. Dada la amplitud de cometidos y responsabilidades existentes, aunque de forma irregular en los distintos centros universitarios, se estima muy conveniente la definición y establecimiento de las competencias de los responsables de Seguridad.
5. Se evalúa y suscribe por unanimidad el establecimiento y desarrollo de planteamientos de seguridad integral, como base de desarrollo de una visión global de la prevención y la protección.
6. Se subrayan como importantes los planes operativos e inversiones en sistemas de seguridad para la protección de activos y de la información en los centros universitarios.
7. Es preciso el establecimiento de normas técnicas y especificaciones que faciliten la certificación y homologación de los productos y sistemas de seguridad.
8. Se evalúa como muy importante el desarrollo e impartición de cursos de formación especializada para el personal de seguridad de los centros universitarios.
9. Se concluye que, en general, existe una descoordinación entre los planes de acción y gestión de los responsables de Prevención de Riesgos Laborales y Seguridad, dada las cruzadas competencias en materia de seguridad. Según la actual legislación vigente en España.
10. Es importante subrayar que se establece como reto seguir trabajando por una mayor eficacia y mejora de los controles y vigilancia en los centros universitarios.
El análisis del pasado, la evaluación del presente y el desarrollo de la prevención y la protección en los centros educativos y universitarios permitirá que la docencia y el traspaso y desarrollo del conocimiento se realice con toda la seguridad y libertad a las que tenemos derecho.

Fuente: CUADERNOS DE SEGURIDAD

Más información:

SISONLINE.COM le ofrece un servicio gratuito de contacto para ampliar la información a través de Internet sobre sus PRODUCTOS, TECNOLOGIAS y SERVICIOS.

Solicitud:

Indique sus datos de contacto:

Nombre y Apellidos *
Empresa *
Actividad de la empresa *
Cargo *
Provincia *
País *
Teléfono *
Correo Electrónico *
Si no tiene, indique un número de móvil y/o un fax

He leído y estoy de acuerdo con la política sobre Protección de Datos Personales de este servicio web.

-En cumplimiento de lo establecido en la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de Diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, le informamos que los Datos que nos facilite mediante la cumplimentación del presente formulario pasarán a formar parte de un fichero propiedad de GE GRUPO ESTUDIOS TECNICOS SL con el fin de ofrecerle información sobre el sector y mercado de la Seguridad. No existe venta, comunicación ni cesión de sus datos a ninguna entidad u organización. Asimismo, le informamos que puede ejercer los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en la dirección get@getseguridad.com..

Borde inferior compartido