SIS on line - Servicio de Información de SeguridadGrupo Estudios Técnicos OnLine

ii iii iiii iiiii

Portada

Contacto Búsqueda Productos Empresas Anúnciese Libros Formación

MAR 12 DIC 2017

Bienvenido a SISONLINE.COM, el portal de los Profesionales, Empresas, productos y servicios de seguridad

Directorio
Empresas
Productos
Servicios


Búsqueda
avanzada

Seguridad en:

Hoteles
Hospitales
Industrias
Banca
C.Comerciales
Org.Oficiales
Museos
Cen.de Datos
Portal
Convocatorias
Novedades
Noticias
Formación
Libros
Asociaciones
Concursos
Legislación
Latinoamérica
Empleo
Enlaces

Boletín
gratuito, todas las novedades de la web
Infoseguridad


¿No encuentra
su empresa en
el directorio?
PINCHE AQUI

Encabezado de servicios

BANNER PRINCIPAL

MANUAL PARA EL DIRECTOR DE SEGURIDAD

Actualidad - Temas

Buscar:

Página nueva 1

SISONLINE.COM News Web Server: Más sobre Seguridad Bancaria

Más en España

1 de Julio de 2003

Reinventar, una nueva prevención y protección

Nuevos retos en materia de seguridad es a lo que en los últimos años han tenido que hacer frente las entidades bancarias. Cambios que, en principio, vinieron marcados por la introducción de la moneda única en nuestras vidas, pero que, a continuación, estarán derivados del avance –un hecho ya imparable- hacia la banca virtual que, como ya hemos señalado en diferentes ocasiones, requiere de avanzados medios y medidas de prevención y protección, que se verán apoyadas por imparables innovaciones tecnológicas. Retrocediendo unos meses atrás, nuestros lectores recordarán la entrada del euro en nuestra rutina diaria. Un hecho que provocó, en un principio, el miedo y, quizás, la inseguridad, ante lo nuevo. “Preocupación”, más que lógica, que también llegó a los departamentos de Seguridad de nuestras entidades bancarias. Y es que tal y como explicaba a Cuadernos de Seguridad el director de Seguridad de una importante entidad financiera por entonces, “nos encontramos ante un escenario temporal de circulación y manejo extraordinario de efectivo que habremos de afrontar con la confianza de que superaremos los problemas”.

Lo cierto es que las entidades de ahorro fueron la parte más activa en la circulación del euro y la recogida de nuestra inolvidable peseta, lo que supuso la puesta en marcha de una adecuada política de prevención. Pero, la implantación del euro fue un auténtico desafío en el que participaron diferentes agentes entre los que figuraron, además de los propios bancos, las empresas de Transporte de Fondos, los comercios y grandes superficies, sin olvidar, a los ciudadanos de “a pie”. Agentes que participaron en la predistribución y canje de pesetas por euros siguiendo las indicaciones y consejos de prevención y protección de instituciones europeas y, por supuesto, españolas, quienes establecieron el Plan Nacional de Medidas de Seguridad en la distribución del euro, en el que participaron las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.

Ahora, casi dos años después de aquel nuevo escenario al que nos tuvimos que enfrentar y que nos hizo incrementar la sensibilidad hacia la autoprotección, bien podríamos señalar desde estas páginas –las mismas desde donde allá por entonces planteábamos el reto de superar este importante cambio- que la prueba ha sido superada, y más, concretamente, en el ámbito de la Seguridad Bancaria. De cualquier forma, vencidos los primeros obstáculos no conviene bajar la guardia ya que….el trabajo continúa.

Y el trabajo continúa porque, como señalábamos unas líneas más arriba, los cambios vienen ahora marcados por el ya imparable avance y traspaso de la banca automática a la banca virtual. Las nuevas tecnologías han transformado la manera de operar de las entidades bancarias, puesto que ya no son éstos los dueños absolutos de la información, sino que ahora son también los propios clientes quienes tiene acceso a ésta a través de la gran variedad de canales de distribución, banca on line,…..esto ha ocasionado la necesidad de tener que empezar a disponer de innovadores y revolucionarios sistemas de seguridad que hagan frente a los ya conocidos como delitos “cibernéticos”. De todos es conocido que el mundo de la delincuencia se adecua con bastante facilidad a las nuevas tecnologías con un innumerable repertorio de delitos que discurren en paralelo con las nuevas prestaciones que desde la banca se posibilitan a los clientes. Además, es preciso matizar que la seguridad en los bancos fue un tema que vio acrecentada su importancia a raíz de los ataques terroristas del ya bautizado 11-S, los cuales pusieron a prueba la vulnerabilidad de las entidades financieras ante este tipo de amenaza. Ataques

Terroristas que comprometieron no sólo la seguridad física de los bancos, sino también la seguridad de su información. Es ahora cuando hacemos nuestras las palabras de José Antonio Soler de Arespacochaga, director de Seguridad de la Confederación Española de Cajas de Ahorros, quien en declaraciones de Cuadernos de Seguridad insistía en que el patrimonio más importante de una empresa y, en este caso, las entidades bancarias, es la información.

FRAUDE, FALSIFICACIONES ...Y OTRAS ESTAFAS

Es el momento de afrontar y aunar esfuerzos en avanzar en la reducción del fraude, falsificaciones, estafas,…problema en el que la gran mayoría de los directores de Seguridad de importantes entidades bancarias consultados por nuestra publicación coincidieron. Un dato claro aportaron: asistimos a una constante evolución e incremento de la delincuencia organizada de países extranjeros –no olvidemos tampoco la de origen nacional- que están operando por toda la geografía española. Empezando por la falsificación y manipulación de moneda, así como de los documentos identificativos y falsificación documentaria y en los demás medios de pago.

Prueba de ello es que hace poco más de un mes la Policía desarticulaba en el transcurso de una semana dos importantes redes de falsificadores, autores de varias estafas bancarias. Desde hace más de un año operaban en toda la geografía española, estando implicados en más de cien delitos de falsificación de documentos, estafa y robo. En el transcurso de la operación policial fueron detenidas un total de 16 personas entre los que se encontraban los responsables y los individuos que integraban las organizaciones. Un total de doce entidades bancarias diferentes y ubicadas en distintos puntos del país resultaron perjudicadas por la actuación de estos defraudadores. Los beneficios ilícitos obtenidos por estas organizaciones superan los dos millones de euros.

El lector sentirá curiosidad por conocer cuál era el “modus operandi” de las organizaciones. La primera operación de los estafadores consiste en sustraer correspondencia postal, apoderándose de cheques y pagarés y la información bancaria de las sociedades mercantiles, remitidos por esta vía, de los buzones de correos, generalmente en polígonos industriales. Esta actividad era llevada a cabo por los denominados como “colaboradores” que conforman una parte muy importante de la infraestructura de la organización.

Esos documentos –cheques y pagarés- eran alterados en las declaraciones de cantidad –siempre por importe inferior a 300 euros- a fin de evitar las comprobaciones realizadas por los bancos en cantidades superiores a ésta. En otros casos, previa apertura de cuenta por uno de los colaboradores, se falsificaba una carta-orden de transferencia dirigida a la entidad bancaria con la que operaba la sociedad mercantil para transferir a aquella cuenta cantidades millonarias. Estas funciones eran llevads a cabo por el “jefe” de la organización que además era un experto falsificador. Finalmente, otros individuos provistos de D.N. I. Falsos comparecían físicamente en las entidades para cobrar cheques o pagarés o, simplemente, para retirar el importe de la transferencia a la cuenta que previamente habían abierto.

Entre éstos indivudos y el jefe de la organización existían dos categorías más: “los jefes de grupo”, que tenían la misión de controlar a los “colaboradores” y rendir cuenta al “jefe de los dos grupos” y el lugarteniente de la red, al que entregaban los documentos robados y del que recibían los documentos falsificados para hacerlos efectivos.

Los jefe de grupo y sus “colaboradores” han participado en más de cien delitos de falsificación de documentos y estafas, los que, incluso, han sido grabados por las cámaras de los bancos. “Como prueba un botón”, dice el dicho popular, pero las cifras siguen poniendo sobre la mesa un dura realidad. Y nos reiteramos, una vez más, transcribiendo las palabras del director de Seguridad y Medios de Caja Rural de Torrent, Juan Antonio Checa, “los principales problemas –asegura- son el fraude de tarjetas y robo de cajeros automáticos, así como el blanqueo de capitales”. En este sentido, la Asociación Valenciana de Usuarios de Banca señala que los fraudes relacionados con las tarjetas de crédito son las causantes del incremento en un 27 por ciento de los delitos de estafa en los primeros cinco meses del año respecto al mismo periodo anterior. A nivel europeo, la Comisión Europea ha denunciado una Plan contra el Fraude en los medios de pago –tarjetas- que ha ascendido a 600 millones de euros al año. Unas redes delincuenciales que parecen haber encontrado en nuestro país un lugar donde cometer sus “fechorías”. Fechorías que se plasman en hechos concretos: falsificación de billetes euro, cheques, pagarés, ...fraude de tarjetas que, según datos facilitados a Cuadernos de Seguridad, alcanza los 45 millones de euros al año (España), no sin olvidarnos de fraude virtual y del fraude documental,....Lo cierto es que ha llegado el momento, de “imaginar” y hacer realidad nuevas formas de prevención y protección. Prevención y protección que se hace también extensible a las entidades bancarias de la Unión Europea en un compendio de conjugar esfuerzos, porque, a la hora de la verdad, los riesgos son comunes a todas. Pero, ¿y el nivel de seguridad? En este sentido, los directores de Seguridad de entidades bancarias consultados por esta publicación quisieron dejar claro que, de manera general, el nivel de seguridad de nuestros bancos se encuentra en uno de los más altos de Europa. Todo ello derivado, según comentaron, de la fuerte inversión que se destina a mejorar e incrementar los servicios y sistemas de seguridad que por Ley están obligados a implantar. Mejoras e incrementos, a todos los niveles, que también vienen de la mano de la tecnología -el avance no tenía que ser sólo positivo para los “malos”-. Así, los “asiduos” a nuestra publicación sabrán que desde estas páginas siempre se ha apostado por la aplicación de la tecnología en los sistemas de seguridad. Innovación y avance que debe hacerse patente también en los elementos que conformen la seguridad bancaria. De esta manera, y a modo de resumen, - los directores de seguridad de entidades bancarias consultados por Cuadernos de Seguridad apuntaron con una visión de futuro algunas de las innovaciones tecnológicas que tendrían una inminente aplicación en el campo de la seguridad-, podemos hacer referencia a a los equipos de videograbación y transmisión de imágenes que han pasado de la tecnología analógica a la digital, puesto que el mercado dispone hoy de –junto con los videograbadores convencionales- sistemas de videograbación y transmisión de imágenes tanto en blanco y negro como en color que se apoyan en sistemas informáticos. Grabación simultánea en varias cámaras, independencia de las mismas que pueden ser programadas con diferentes parámetros de grabación, acceso a secuencias remotas sin necesidad de interrumpir la grabación, junto con la posibilidad de transmitir las imágenes a través de la red teléfonica analógica o digital (RDSI, GSM,...) Pero los avances también estarán –y en algunos casos ya son absoluta realidad ¡nuestros fieles seguidores saben que los artículos de nuestros colaboradores plasman lo último de lo último!- en los medios y sistemas de seguridad contra actos antisociales de aplicación a las entidades financieras. En este sentido, podemos hablar de cerraduras de seguridad, esclusas de seguridd, blindajes, puertas blindadas y acorazadas, cajas antiatraco, cámaras acorazadas y recintos protegidos,....De igual manera, haremos una pequeña incursión en cuanto a protección contra incendios, donde los principales materiales, productos y equipos de seguridad de aplicación a esta área para la protección pasiva serían: protección estructural –conjunto de medios de protección que aseguran la estabilidad de las diferentes partes estructurales, cerramientos y decoración del edificio frente a un incendio y los posibles daños causados por la acción del fuego-; compartimentación –puertas cortafuegos, cerramientos y paneles de compartimentación, etc..-; evacuación de humos y sistemas de extinción manual. Además, y dentro de los sistrams de protección activa, en el área de protección contra avtos antisociales, nos encontramos con equipos de control e identificación de personas, vigilancia por circuito cerrado de TV, pulsadores de emergencia o antiatraco, detección de armas y explosivos, equipos de retardo y bloqueo; dentro de la protección contra incendios, los principales equipos, sistemas e instalaciones de aplicación a la actividad bancaria estarían los sistemas de detección, los pulsadores de alarma –dispositivos de accionamiento manual que permiten provocar voluntariamente una alarma y transmitir esta señal a la central de incendio-, y los sistemas de extinción automática, y aquellos de control y emergencia que habitualmente son utilizados para la operativa normal de vigilancia siendo igualmente aplicables en casos de emergencia y evacuación. Por otro lado, podemos hablar de los sistemas electrónicos de gestión de alarmas, las centrales microprocesadas y bidireccionales, las esclusas autogestionadas, los dispenadores-recicladores, la caja de tránsito, la videograbación y transmisión digital de imágenes, innovadoras cámaras,.....en definitiva, todos y cada uno de los sistemas de seguridad se encuentran inmersos en un complejo proceso de desarrollo tecnológico que tiene, y eso creemos, facilitar la labor que desempeña el director de seguridad de la entidad financiera y proporcionar protección para personas y bienes.

Fuente: CUADERNOS DE SEGURIDAD

Más información:

SISONLINE.COM le ofrece un servicio gratuito de contacto para ampliar la información a través de Internet sobre sus PRODUCTOS, TECNOLOGIAS y SERVICIOS.

Solicitud:

Indique sus datos de contacto:

Nombre y Apellidos *
Empresa *
Actividad de la empresa *
Cargo *
Provincia *
País *
Teléfono *
Correo Electrónico *
Si no tiene, indique un número de móvil y/o un fax

He leído y estoy de acuerdo con la política sobre Protección de Datos Personales de este servicio web.

-En cumplimiento de lo establecido en la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de Diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, le informamos que los Datos que nos facilite mediante la cumplimentación del presente formulario pasarán a formar parte de un fichero propiedad de GE GRUPO ESTUDIOS TECNICOS SL con el fin de ofrecerle información sobre el sector y mercado de la Seguridad. No existe venta, comunicación ni cesión de sus datos a ninguna entidad u organización. Asimismo, le informamos que puede ejercer los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en la dirección get@getseguridad.com..

Borde inferior compartido